19 de febrero de 2017

Crepúsculo en Oslo, de Anne Holt

Roca Editorial
Año de edición: 2012
Título original: Det som aldri skjer
Edición original: 2004
Traducción: Cristina Gómez Baggethun
Serie: Vik/Stubø, 2


Sinopsis:


En la ciudad de Oslo, una conocida presentadora de televisión aparece asesinada en su domicilio. El superintendente Yngvar Stubo y la que fuera profiler del FBI Inger Johanne Vik, son requeridos para llevar a cabo la investigación.




Pareja tanto en la vida real como en la profesional, Sutbo y Vik se muestran reticentes a llevar el caso ya que acaban de ser padres; sin embargo, se ven forzados a aceptarlo dada la naturaleza del mismo. Todo apunta a un asesino en serie de gusto perverso que se deleita escenificando sus crímenes.

Mientras Stubo se vuelca en el análisis meticuloso de los detalles que rodean cada crimen, Vik ahonda en una teoría que coge fuerza a medida que traza el perfil del presunto asesino: la posible conexión entre los hechos presentes y su pasado como miembro del FBI.
.................................................................................................................................

Leí la primera novela de esta serie, "Castigo", porque lo que había leído sobre la autora me parecía muy interesante (fue ministra, abogada, directora de informativos, escritora...), pero no me acabó de convencer del todo, al menos en lo que a la trama criminal se refiere. Me gustaron los personajes y el la forma de combinar distintos puntos de vista al desarrollar la trama, pero no me pareció que la investigación avanzara realmente, sino que la autora nos mostraba muchas escenas de la pareja protagonista sin que realmente se descubrieran grandes cosas. Por eso, a pesar de tener en la estantería más libros de la autora los había dejado abandonados.

Ahora que he tenido un hueco sin saber muy bien qué leer, me he decidido a retomarla y no me ha convencido nada. La historia me ha aburrido, no ha llegado a engancharme en absoluto y el final no me ha gustado ni pizca.me ha decepcionado completamente. Hay varios motivos para que no me haya gustado. Para empezar, como en la anterior, no me he sentido ante una verdadera investigación. Se habla todo el tiempo de Inger Johanne Vik como una profiler extraordinaria y en cambio el lector la ve únicamente en escenas hogareñas, cabreada y asustada cuando se habla de su pasado, evidentemente para hacernos querer saber más y seguir leyendo la serie, y adivinando ella y su marido cosas sobre el asesino más bien por arte de magia, porque es imposible que con los datos que tienen lleguen a saber quién es como lo hacen al final.

Tampoco me ha gustado la trampa que nos tiende la autora cuando nos presenta a la asesina y nos va contando lo que hace, haciéndonos creer algo que no es y que no voy a contar; o como nos va introduciendo a otros personajes que en realidad no tienen mucha relación con la historia. Pero lo peor es el fina: que tengamos que averiguar muchos detalles y conectar cabos sueltos porque el narrador nos lo cuenta y no porque se averigüe en el curso de la investigación. En fin, que no puedo dar muchas explicaciones sin destripar el argumento, pero puedo resumir diciendo que la trama y la resolución no me han resultado convincentes ni satisfactorias. Lo siento, soy de la vieja escuela, me gustan las novelas de crímenes en las que los detectives van investigando y averiguando lo que ha ocurrido y a ser posible me gusta que el malo pague por lo que ha hecho.

7 de febrero de 2017

"Hablando con los muertos", de Harry Bingham

Ediciones B
2012
Título original: Talking to the dead
Edición original: 2012
Traducción: Javier Guerrero Gimeno
Libro 1 de la serie Fiona Griffiths


Sinopsis:

Según Ediciones B: "Para la policía Fiona Griffiths, su primer caso promete ser duro: el asesinato de una joven prostituta y su hija. Fiona siente que los muertos le hablan, un don para aclarar el caso."

Según la web del autor
Fiona Griffiths es la detective más novata de la Unidad del Sur de Gales para Grandes Crímenes. Y cuando una joven madre y su hija de seis años son halladas muertas en una miserable casa ocupa, a Fiona colabora en tareas menores en la investigación. Lleva a cabo esas tareas -a veces siguiendo las reglas, otras no demasiado- y empieza a descubrir un crimen mucho mayor y más brutal.

Ese crimen se resuelve finalmente, de forma sangrienta, en una remota costa de Pembrokeshire. Y el lector aprende quien es esta detectiva... y y por qué está tan interesada en los cadáveres.


........................................................................................................................................

Si lees la sinopsis de Ediciones B piensas que vas a leer una novela de sucesos paranormales con una detective tipo "Medium" o algo así. Pues nada más lejos de la realidad. Nuestro personaje es mucho más oscuro que todo eso y no es que precisamente hable con los muertos, aunque sí es cierto que siento algo más que curiosidad por ellos y su relación con la muerte es... digamos que peculiar. No voy a deciros más, aunque como siempre hay algún imbécil que se va de la lengua en internet yo ya había leído algo por ahí que me dio una pista sobre lo que podía ser que le ocurriera a Fiona. Creo que es preferible que no lo sepáis antes de leer el libro.

Fiona Griffiths es un buen personaje, en la línea de la Lisbeth Salander de "Los hombres que no amaban a las mujeres" en cuanto a perfil psicológico complicado y personalidad entre la violencia y cierta ternura desamparada, pero sin la oscuridad de vida de la sueca. Bingham le da un aire más amable a su personaje al percibirse todo el tiempo que aunque es alguien muuuy raro quiere por encima de todo ser "normal", "una ciudadana del Planeta Normal", dice ella a menudo.

El libro está narrado en primera persona y con un estilo también muy personal: Fionna comentando para sí misma y de forma exhaustiva todo lo que le pasa, con un sentido del humor bastante negro y referencias constantes a sus rarezas, a su familia y la enfermedad que pasó en la adolescencia, pero aclarándonos las cosas muy poco a poco. Nos va dando algunas pistas de qué pudo ser aquella enfermedad, pero no es hasta el final que nos enteramos de lo que realmente le ocurrió. Os aviso ya de que su historia personal dará para más en sucesivas entregas, lo que no deja de ser un truco del autor para teneros enganchados y vender más... pero no es un mal truco. Está todo bien hilado y la verdad es que resulta verdaderamente intrigante. Total, que ya ha escrito cinco libros con Fiona Griffiths como protagonista y un relato sobre su amigo Lev que se puede descargar gratis de su web si eres miembro del Club de lectores de Fiona. De momento en español solo está el primero. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...