10 de julio de 2017

"Mi nombre era Eileen", de Otessa Moshfegh

Editorial Alfaguara
2017
Título original: Eileen
Edición original: 2015
Traducción: Damià Alou

Sinopsis:

La Navidad ofrece muy poco a Eileen Dunlop, una chica modesta y perturbada atrapada entre su papel de cuidadora de un padre alcohólico y su empleo administrativo en Moorehead, un correccional de menores cargado de horrores cotidianos. Eileen templa sus tristes días con fantasías perversas y sueña con huir a una gran ciudad. Mientras tanto, llena sus noches con pequeños hurtos en la tienda local, espiando a Randy, un ingenuo y musculoso guardia del reformatorio, y limpiando los desastres que su padre deja en casa.

Cuando la brillante, guapa y alegre Rebecca Saint John hace su aparición como nueva directora educativa de Moorehead, Eileen es incapaz de resistirse a esa milagrosa e incipiente amistad. Pero en un giro digno de Hitchcock, el cariño de Eileen por Rebecca la convierte en cómplice de un crimen.
...............................................................................................................................................

Ganadora del prestigioso Premio PEN/Hemingway al mejor debut literario, nominado al Man Booker Prize 2016, su autora, Otessa Moshfegh fue elegida como una de las mejores novelistas jóvenes de Estados Unidos por la revista Granta y de ella dicen por ahí que sería el vástago del siempre malvado Jim Thompson y la siempre retorcida Patricia Highsmith. No tengo ninguna lectura reciente de Patricia Highsmith, que supongo es de sobra conocida por muchos de vosotros aunque solo sea por las adaptaciones desus obras para la gran pantalla, pero conocí no hace mucho a Jim Thompson y creo que estoy de acuerdo: esta novela es perturbadora, cruda y bucea en lo peor del alma humana.

Etiquetada como thriller por algunos, yo no sabría qué etiqueta ponerle, aunque tengo claro que tiene un lado muy negro y también criminal, así que eso he acabado poniendo en el blog, pero no esperéis una novela de crímenes e investigaciones. La protagonista nos anuncia desde el pricipio que va a hablarnos de cómo acabó marchándose de casa y va añadiendo poco a poco pinceladas que nos hacen pensar en que hizo algo muy gordo antes de marcharse, aunque no acabase de imaginarte realmente qué pudo ser. No voy a contaros todo lo que se me fue pasando por la cabeza conforme leía para dejar que la imaginación de cada uno funciona libre si os da por leerla.

Eileen, al menos ese es el nombre que la voz narradora nos da cuando empieza la historia, decide en su vejez contar su historia y nos retrata a una joven de veinticuatro que vive en los años sesenta con su padre alcohólico, trabaja en un reformatorio, no tiene amigas y ha carecido desde siempre de una familia estructurada, cariño y referentes morales. Inadaptada, alcohólica, anoréxica, autodestructiva, cruel, amargada, infeliz, cándida, mordaz... múltiples son los adjetivos con los que podemos referirnos a ella conforme más conocemos su historia y vamos pasando del desagrado a la compasión casi sin solución de continuidad. La verdad es que el único respiro que te da la novela es el saber que quien la narra ha llegado a ser una anciana y parece que alcanzó en algún momento una vida mínimamente feliz, o al menos, que consiguió un entente cordial con el mundo mucho mayor que el que tuvo en su infancia y juventud, porque los hechos que nos va narrando sobre los días previos a su escapada y las breves pinceladas que nos ofrece sobre su infancia son absolutamente descorazonadores.

Supongo que me ha gustado. Digo supongo porque no es una novela que te deje un buen sabor de boca, pero desde luego no te deja indiferente y te hace reflexionar sobre el ser humano, las emociones y las relaciones humanas. Describe un mundo cerrado y oscuro de gente preocupada solo de sí misma y ciega a las desgracias ajenas, un mundo en el que tampoco esos desgraciados se te hacen simpáticos porque todos son igualmente egoístas y desagradables; al mismo tiempo, en medio de tanta fealdad hay breve chispas de luz cuando nos cuenta las pequeñas esperanzas de Eileen, su deseo de ser querida, alguna reacción de su padre que parece mostrar que algo se preocupa por ella, la fragilidad y el deseo de amor del joven Lee, el niño del reformatorio que será clave en esta historia y, al menos, la esperanza de un cambio en la huida final de la protagonista y su nuevo comienzo. Ciertamente, si nos cuentan la historia en tercera persona y la acaban con el suicidio de Eileen o con esta realizando una masacre en el pueblo hubiera resultado absolutamente creíble; afortunadamente para nuestra tranquilidad, la cosa acaba algo mejor, aunque no bien, ni mucho menos.

5 de julio de 2017

"A duke of her own", de Eloisa James

 Avon
2009
Libro 6 de la serie "Desperate Duchesses"


Sinopsis:

Leopold Dautry, el tristemente célebre Duque de Villiers, tiene hacer pronto una buena boda -y sus posibilidades de elección, desgraciadamente, son escasas. La hija del Duque de Montague, Eleanor, es muy hermosas e inteligente. Villier se promete con ella sin pensarlo.

Después de todo, no hay otra mujer que cumpla los requisitos.

Lisette, la franca hija del Duque de Gilner, no se preocupa en absoluto por la ropa o el decoro. Está prometida a otro hombre y no le importa nada el estatus o un título. La mitad de la alta sociedad cree que está loca y Villiers empieza a creer lo mismo.

Entre la lógica y la pasión, entre la inteligencia y la imaginación, Villiers se encuentra al borde de un comportamiento inapropiado. Pero no es hasta que se enfrente en un duelo a muerte por la reputaicón de la mujer que ama que finalmente se da cuenta de que el mayor riesgo que afronte puede que no sea el del campo del honor.

Sino en el dormitorio. Y en el corazón.

..............................................................................................................................

Personajes originales y muy de la época, buena ambientación, referencias literarias,... todo muy cuidado y al mismo tiempo ligero, como suelen ser las novelas de esta autora. Pero no es la novela que yo recomendaría de la escritora para empezar y es que, decididamente, las tiene mejores.

El argumento del libro no tiene ninguna intriga y no especial tensión, no más que pensar cuándo los protagonistas se darán cuenta de están hechos el uno para el otro de verdad, de que pueden ser una pareja duradera y no una pasión pasajera. Ambos creen que deben casarse con otra persona (un argumento que ya se ha dado en otras novelas de esta autora): Eleanor porque cree seguir enamorada de su primer amor y Villiers porque piensa que Lisette es la mejor opción para criar a sus hijos.; ambos no pueden estar más equivocados y el lector lo ve claramente, pero la autora se empeña en mantener a sus protagonistas engañados hasta el último momento y se van introduciendo que alargan algo más la trama, pero sin que ésta gane interés de verdad.

Especialmente irritante me resultó el personaje de Lisette y la ceguera de Villiers con respecto a ella. Es una mujer claramente inestable, incluso enferma mental diría yo, y él parece no darse cuenta de lo perjudicial para una familia que su comportamiento puede ser, solo es capaz de ver lo positivo que sería un matrimonio con la hija de un duque y el hecho de que aparentemente a ella no le importa que sus hijos sean bastardos y que podría educarlos sin importarle los convencionalismos sociales. Pero la locura de esa mujer la hace bastante antipática al lector y resulta incomprensible que el duque no vea más allá de sus narices, la verdad.

Creo que el punto de partida de la historia está muy bien y, como he dicho al principio, la ambientación y los detalles también, pero la trama se alarga de manera un tanto forzada con el trillado recurso de los niños, aunque tengan su papel justificado por ser los hijos bastardos del duque y la causa de que éste busque casarse cuanto antes para darles una madre y asegurar su aceptación social. Las historias del orfanato, el juego de la caza del tesoro y la intervención de Tobías, el hijo mayor de Villiers, van haciendo avanzar algo la trama y los protagonistas se van relacionando cada vez más hasta darse cuenta de que de verdad se aman y que las relaciones que pensaban que eran las mejores para ellos no lo son en realidad. Las escenas de sexo están muy bien contadas, aunque probablemente alguna no tiene más sentido que rellenar páginas y vender más.

Quizás lo mejor sea cierto tono de novela de enredo y cierto melodramatismo no exento de comicidad que es muy apropiado para el tipo de historia y la época en que se desarrolla. Hasta los momentos más trágicos tienen un cierto tono desenfadado y que incluso roza lo absurdo: el antiguo amor de Eleanor volviendo con ella y retando a Villiers a duelo para defender su honor, las reacciones de Lisette ante el perro de Eleanor, la huida del orfanato de las gemelas del duque, el momento final en que se descubre algo terrible sobre el pasado de Lisette...

En definitiva, me parece recomendable sobre todo para quienes gustan de cerrar las series y bien escrita, pero su lectura no me acabó de enganchar.

24 de junio de 2017

"La historia del loco", de John Katzenbach

Ediciones B
2005
Título original: The madman's tale
Edición original: 2004
Traducción: Laura Paredes Lascorz


Sinopsis:


Su familia lo recluyó en el psiquiátrico tras una conducta imprevisible. Pero un reencuentro en los terrenos de la clausurada institución remueve algo profundo en su mente agitada: unos recuerdos sombríos sobre los truculentos hechos que condujeron al cierre del W. S. Hospital, y el asesinato sin resolver de una joven enfermera, cuyo cadáver mutilado fue encontrado una noche después del cierre de las luces. La policía sospechó de un paciente, pero sólo ahora, con la reaparición del asesino, se conocerá la respuesta.
...........................................................................................

Me pasado con este libro lo mismo que con el anterior que he leído de Johan Katzenbach, "Personas desconocidas", que me ha gustado y me ha enganchado hasta el final, que me ha decepcionado.

Lo empecé a leer pensando que la trama iba a ir en una dirección, pero nada que ver. Lo que dice la sinopsis de la edición española del libro no tiene nada que ver con la realidad: el asesino no reaparece, simplemente Francis recuerda y escribe lo ocurrió hace muchos años cuando estaba interno en el hospital psiquiátrico. Y esa es la gran baza del libro, la forma de narrarlo, de introducirnos en la mente del héroe de nuestra historia, y ese héroe tan poco común es también un logro: un esquizofrénico que no siempre puede confiar en lo que percibe y que se convierte en investigador de un crimen junto a los únicos amigos que realmente ha tenido en su vida.

La figura de Francis es clave en la historia y creo que lo mejor del libro. Realmente el autor consigue que empaticemos con el personaje y sintamos la soledad, la frustración y el dolor que Francis vive en el momento en que recuerda la historia y en los momento en que todo transcurrió. Lo demás, los crímenes, la investigación en sí y, sobre todo, el final, son un poco engañosos, "mucho ruido y pocas nueces": Katzenbach consigue que nos pongamos muy nerviosos, incluso podamos sentir miedo y/o angustia, pero cuando conocemos al asesino y todo lo que ha planeado nos resulta todo un tanto increíble, muy teatral, una especie de montaje para mantener enganchado al lector, pero poco convincente, al menos a mí no me ha convencido. Y la última parte, ..............................Y AVISO, AUNQUE NO VOY A DESVELAR NADA REALMENTE, MI COMENTARIO PODRÍA TENER ALGO DE SPOILER, ASÍ QUE SI NO QUIERES SABER ABSOLUTAMENTE NADA DEL FINAL NO SIGAS LEYENDO .......................................................................................el final real del libro con la reaparición de algunos personajes también me ha parecido un poco "truco barato" para contentar al lector poco exigente, porque te preguntas: ¿dónde estaban estos durante los 30 años que Francis ha estado más solo que la una?

En fin, un buenísimo personaje y un libro entretenido aunque algo decepcionante en conjunto.

"¿Quién te lo ha contado?", de Marian Keyes

Editorial: Plaza & Janés
Año de edición: 2004
Título original: The other side of the story
Traducción: Matilde Fernández de Villavicencio

Sinopsis:

Una historia puede tener distintos protagonistas; esta tiene tres:

Jojo, agente literaria, atractiva, triunfante y muy, pero muy, ambiciosa. Mantiene relaciones con su jefe, un hombre excelente. Solo tiene el defecto de estar casado.

Lily, autora y cliente de Jojo. Su primera novela ha tenido un éxito enorme. Vive con Anton y están muy enamorados. Compran la casa de sus sueños y tienen un bebé. Pero la creatividad de Lily se paraliza, no puede escribir ni una palabra. Y, lógicamente, tampoco puede pagar las facturas.

Por fin, está Gemma, ex novia de Anton y todavía enamorada. Y encima Lily era su mejor amiga. Para colmo, su padre se marcha de casa para vivir con una joven, su madre sufre una profunda crisis y exige que Gemma esté a su lado veinticuatro horas al día…

Pero la vida y el amor son imprevisibles…
.......................................................................................................................................


Marian Keyes siempre me resulta entretenida y creo que sabe crear historias que se apoyan equilibradamente en la trama y en los personajes; también sabe relacionar unas vidas con otras y contar algo más que lo que aparentemente está pasando, es decir, ahondar en los problemas de la gente. Este libro tiene un poco de todo eso. La autora mantiene un tono ligero mientras nos va contando la historia de tres mujeres relacionadas entre sí aunque en todo el libro no llegan a estar juntas. Sus vidas se cruzan (dos fueron amigas y  la tercera conoce a ambas conforme se desarrolla la historia) y vamos viviendo con ellas sus diferentes problemas: el dolor por la separación de los padres mayores que se une al abandono sufrido por el amor de tu vida, la lucha por el reconocimiento profesional y el amor con futuro incierto por un hombre casado, el sentimiento de culpa por estar con la persona que amas porque sientes que se lo has robado a otra... Dolor, traición, culpa, inseguridad... sentimientos cotidianos en vidas cotidianas, pues aunque las tres son profesionales a las que más o menos les va yendo bien en la vida laboral, no son todas especialmente famosas ni viven vidas sofisticadas en medio del glamour.

La autora combina bastante acertadamente escenas de humor y momentos dramáticos y aunque todo acaba relativamente bien, no es un final ultrafeliz de comedia romántica, a pesar de lo cual consigue dejar un buen sabor de boca.

Probablemente si no sois seguidores de Marian Keyes u os van más las tramas con intriga, los dramas más sesudos o las comedias puramente ligeras y espumosas el libro os parecerá poca cosa, pero a mí me ha hecho pasar un buen rato y mantengo mi opinión de que Marian Keyes es una escritora muy recomendable para aquellos que gustan de la tragicomedia o al menos buscan en la comedia algo más que la risa fácil.

4 de junio de 2017

"Personas desconocidas" de John Katzenbach

Ediciones B
2016
Título original: By persons unknown
Traducción: Gema Moral Bartolomé
Edición original: 2015

Sinopsis:

Gabriel Gabe Dickenson y Marta Rodriguez-Johnson han servido a la policia de manera impecable, hasta que un día sus vidas se tuercen irreversiblemente. Ahora están condenados a trabajar juntos en esos casos olvidados y nunca aclarados que nadie quiere, en realidad, resolver. Es una manera de matar el tiempo mientras esperan a que sus jefes decidan que hacer con ellos.

Sin embargo, entre ese montón de archivos polvorientos, Marta y Gabe están a punto de encontrar la clave para resolver no solo cuatro extraños asesinatos cometidos dos décadas atrás, sino también una de esas impactantes desapariciones que marcaron un antes y un después en toda una comunidad.

Si hacen las preguntas adecuadas, hallarán la respuesta. Pero puede que sea mejor no preguntar. Porque lo que no sospechan es que quien está detrás de esas muertes se encuentra muy cerca de ellos. Y prefiere que no se sepa la verdad.

¿Podrán un policía alcohólico y una especialista en narcóticos incapaz de empuñar un arma enfrentarse al poder de su departamento para resolver un crimen imposible?
..................................................................................................................................

Me encantó "El profesor" de este mismo autor y no había vuelto a leer nada de Katzenbach. No me atraen mucho los escritores que sacan best-sellers como rosquillas, pero me parece que este escribe bien, aunque este libro no me ha gustado tanto en conjunto como aquel.

Lo mejor del libro han sido sus protagonistas, a pesar de caer en el tópico de policía amargado y con una vida deprimente. se ve que los personajes con pareja estable y viva, amigos, familia normalizada y que hacen la compra y las tareas domésticas son un aburrimiento para algunos (tampoco hace falta que nos describan cómo pasan el día a día, pero podían darles un respiro a los protagonistas, ¿no?;) A lo que iba, los personajes son estupendos, empatizas con ellos y te implicas en su vida y en su investigación. La trama también me atrapó y lo cierto es que no podía dejar de leer durante las dos primeras partes, a pesar de que fui descubriendo algunas inconsistencias que, desgraciadamente explotaron en la última parte.

Es esa parte final la que no me ha convencido nada. Los personajes siguen siendo geniales, pero la resolución del conflicto me parece increíble y creada únicamente para impactar al lector si no se hace ninguna pregunta, porque a poco que te cuestiones lo que está pasando no te puedes creer algunas coincidencias y algunas actitudes y/o decisiones de los personajes: suicidios muy dramáticos, pero muy poco justificados, engaños mantenidos a lo largo de la historia que pudieron tener un sentido en su día pero que en el momento en que se suceden los hechos ya no tienen ninguno, el hecho de que quienes taparon actuaciones policiales ilegales promuevan la creación de una unidad para investigar casos abiertos, ¿eso tiene algún sentido? Eso sí, el conjunto, como he dicho, es muy impactante, y si lees la historia con mente abierta y dispuesto simplemente a pasar el rato y disfrutar de la tensión, probablemente lo conseguirás, pero deja tu mentalidad detectivesca y la lógica fuera.

3 de junio de 2017

"Three weeks with Lady X", de Eloisa James

 Avon books
2014
Serie: Desperate Duchesses by the numbers

Sinopsis:

Habiendo amasado una fortuna, Thorn Dautry, el poderoso hijo bastarde de un duque, decide que necesita una esposa. Pero para casarse con una dama, Thorn necesita adquirir una apariencia distinguida y sin tacha, la especialidad de Lady Xenobia India.

Exquisita, fuerte  e independiente, India promete conseguir hacer de Thorn un buen partido en solo tres semanas.

Pero ni Thorn ni India pueden predecir la pasión prohibida que surge entre ellos.

Thorn parará hasta conseguir que India sea suya. Fracasar no es una opción. Pero hay sola una cosa que hará que India sea suya, la única que Thorn no quiere perder, su corazón fiero e indómito.

....................................................................................................................... 

¡Qué poco me gustan algunas sinopsis de las editoriales! Esas del tipo genérico que apenas cuentan lo que pasa en el libro y están llenas de "corazones indómitos", "pasiones arrebatadoras" y otros tópicos por el estilo. La que os pongo de este libro es mi traducción de la que ofrece la propia página de la autora y no ofrece mucha información, la verdad. Si queréis saber un poco más, mejor id a la página de Eloisa James y echadle un vistazo a los entresijos de "Three weeks with Lady X", donde la autora incluye algunos comentarios muy interesantes sobre sus personajes y también sobre algunas referencias e influencias de otras obras en su libro.

Básicamente es la historia de un joven muy rico, hijo de un caballero, pero que no es considerado tal por la sociedad por haber nacido fuera del matrimonio; sin embargo, Thorn es una persona honesta y con fuertes convicciones, leal y de buen corazón y que, aunque no quiera reconocerlo expresamente, busca desesperadamente la aceptación social y tener un lugar propio en ese mundo al que su padre lo llevó cuando lo reconoció como hijo suyo y dentro del cual no acaba de encajar.

Lady X, nombre con el que en algún momento se dirige el protagonista a la heroína, es India (Xenobia India, en realidad, como la reina Zenobia de Palmira), una joven dama huérfana que creció creyendo que sus padres, unos nobles ricos y absolutamente excéntricos, no la querían demasiado. Las estrecheces que pasó en su infancia por la inconsciencia de sus progenitores le hicieron esforzarse después en conseguir una fortuna que le permitiera ser independiente y también poder elegir con quién casarse (no es tan moderna como para no buscar lo que buscaba toda joven bien de la época: un buen matrimonio).

Estamos ante dos personajes jóvenes, fuertes y decididos, con sus traumas personales a cuestas, ambos convencidos de que tienen que buscarse un lugar en la sociedad de la que forman parte -aunque de forma un tanto fuera de lo corriente cada uno a su manera- y casarse bien; sin embargo, ninguno piensa que el otro sea el buen partido que necesitan para lograr ese fin.  A pesar de ello y de ellos mismos, las circunstancias y su corazón se empeñarán en demostrarles lo contrario. Ese tira y afloja entre ambos hasta que se convencen de que el otro es de verdad su media naranja y no solo una pasión momentánea es lo mejor del libro. Frente a ello, la parte final en la que Thorn está a punto de perder la vida para demostrarle a India que la ama de verdad (no doy detalles de cómo), cumple el papel de dar emoción a la historia y tenerte en vilo al final, pero no me resultó tan interesante como la tensión de la primera parte. En esa primera parte, encuentro muy divertido el intercambio de notas entre los protagonistas, un guiño al actual intercambio de mensajes de whatsapp o similar que sería lo suyo en nuestro mundo.

Junto a esa tensión y evolución de los personajes que he mencionado, lo que más me interesó del libro, hasta el punto de que eché mucho de menos un mayor desarrollo de esa trama, fue la historia de la "casi prometida" de Thorn. El objetivo de este es conseguir casarse con una joven noble dulce y encantadora, pero con fama de tonta. Lala, como la llaman en su familia, vive oprimida bajo su madre, una mujer egoísta y autoritaria que, además, la desprecia públicamente, haciendo referencias odiosas a su intelecto y a su figura. Poco a poco, vemos claramente que no es una joven con deficiencias intelectuales, sino que tiene algún problema para leer (probablemente algún tipo de dislexia) y muchos problemas para afirmarse como persona con una madre que la reprime y humilla en cuanto puede. La forma en que a lo largo de la historia Lala consigue liberarse del yugo materno y encontrar su lugar en el mundo me mantuvo casi tan enganchada como la relación de Thorn e India y me hubiera gustado que se contará con más profundidad su historia de amor.

En conjunto, aunque lo he encontrado algo irregular y me inclino más por la primera parte que por el final,  me ha gustado el libro y me ha resultado muy entretenido; además, como me pasa con muchos de los libros de Eloisa, me han entrado ganas de leer más sobre los personajes relacionadas con esta historia. Probablemente acabaré leyendo algún día el libro dedicado al padre de Thorn, el duque de Villliers, "A duque of her own", el sexto de la serie "Desperate Duchesses".

7 de mayo de 2017

"Ahora y siempre", de Patricia Gaffney

Plaza y Janés (Cisne)
Edición 2012
Título original: For ever and ever
Traductor: Pedro Fontana
Edición original: 1996
Serie: Wyckerley 3

Sinoposis:

Connor Pendarvis ha llegado a Wyckerly, un tranquilo pueblo de Cornualles, con la misión de evaluar las condiciones de trabajo de la mina heredada por Sophie Deene.

Adoptando una identidad falsa, Connor solicita un empleo en la mina y, casi de inmediato, se ve irremediablemente atraído por su patrona. Sophie se rinde al encanto y la virilidad de Connor, pero insiste en mantener en secreto sus devaneos, impropios de una mujer de su clase.

Cuando la verdadera identidad de Connor salga a la luz, se abrirá entre ellos un abismo que solo un amor sin límites podrá salvar.
................................................................................................................................

Me gustó tanto "La mujer cautiva" que tenía pendiente leer algo más de esta autora y me decidí por la tercera de la serie, "Ahora y siempre". Esta vez la traducción  sí ha mantenido la idea de la edición original, que hace referencia a los votos matrimoniales (la primera novela se titulaba "To love and to cherish", que se convirtió en español en "Lealtades enfrentadas",  y la segunda, traducida como "La mujer cautiva", era en realidad "To Have and to Hold"). La verdad es que cambiar el título de un libro puede tener sentido por acomodarse a costumbres, tradiciones o al mercado del país en el que se va a publicar, pero en algunas ocasiones las elecciones de las editoriales no parecen muy acertadas si se compara con el original; afortunadamente aquí se ha mantenido esa referencia a los votos matrimoniales que lo es también al compromiso que adquieren los protagonistas el uno con el otro a pesar de sus diferencias y de las discusiones, malentendidos y desgracias personales que los separan en varias ocasiones a lo largo de la trama.

Patricia Gaffney escribe muy bien y sus historias son algo más que una mera repetición de tópicos románticos que simplemente entretengan. Recrea estupendamente el ambiente en el que transcurre su historia y sus personajes son complejos y con matices, nada de caballeros de brillante armadura y virtuosas y/o pizpiretas heroínas. Creo que su forma de narrar es muy visual, como si estuvieras viendo realmente lo que te cuentan. La historia transcurre en Cornualles y el negocio de la protagonista es una mina en la que transcurren algunas escenas; pues bien, no hace mucho he seguido la nueva versión de la serie Poldark, y aunque en ella la acción transcurre a finales del siglo XVIII y en "Ahora y siempre" estaremos a mediados del siglo XIX (se menciona que recientemente ha terminado la Guerra de Crimea), no ha transcurrido tanto tiempo ni ha habido tantos cambios sociales y culturales en los pueblos mineros ingleses como para que no se puedan considerar épocas y escenarios muy similares; realmente veía al leerlos los paisajes que me había mostrado la serie, las calles de los pueblos, las minas de la época (aunque entonces ya iban implantándose adelantos que luego evolucionaron mucho más, y ese es uno de los temas de la historia precisamente) y las reuniones sociales propias del momento. Un diez para Patricia Gaffney en ese aspecto.

En definitiva, creo que es una novela muy interesante en cuanto a la ambientación y los personajes, aunque, por ponerle algún pero, los vaivenes de la relación de los protagonistas me han parecido un poco folletinescos en alguna ocasión y sus reacciones a veces poco maduras me han puesto algo de los nervios (lo que, por otra parte, supone que ha conseguido engancharme e implicarme en lo que se cuenta), pero a la vez resultan muy reales porque, no nos engañamos, cuando nos dejamos llevar por los sentimientos es fácil actuar de forma puramente emocional e inmadura, lo difícil es rectificar a tiempo y eso lo consiguen nuestros protagonistas.

La leí ya hace un par de meses y ahora que pienso con perspectiva en la sensación que me dejó siento que me recuerda algo a los libros de Lavyrle Spencer. No he hecho ningún análisis serio al respecto, es solo una sensación, pero creo que ambas autoras coinciden en analizar profundamente a sus personajes, en presentar su evolución personal, en buscar el fundamento emocional de sus acciones y en cuidar mucho la ambientación y los secundarios de sus historias. En cualquier caso, recomiendo mucho leer a ambas (y alguna más) para conocer algo más que la romántica de puro y simple entretenimiento (que también viene bien de vez en cuando, no digo que no).