16 de octubre de 2016

"La esposa perfecta para el duque", de Jennifer Ashley

Ediciones Pámies
Título original: The Duke's perfect wife
Traductora: Mª José Losada Rey
Serie: Highland pleasures (The Mackenzies / McBrides series)
Publicación original: 2012
Publicación en español: 2013

Sinopsis:

Lady Eleanor Ramsay es la única que sabe la verdad sobre Hart Mackenzie. La que en otro tiempo fuera su prometida es la única mujer con quien él ha podido desahogarse.

Hart lo tiene todo, un ducado, riqueza, poder, influencia, todo cuanto desee. Todas las mujeres le desean, pues sus dotes para la seducción son legendarias. Pero Hart ha sacrificado mucho para mantener a salvo a sus hermanos, primero de su brutal padre y más tarde del mundo. Él también ha sufrido la pérdida, su esposa, su hijo y la mujer que amaba con todo su corazón, aunque no se dio cuenta de ello hasta que era demasiado tarde.

Ahora Eleanor ha aparecido de nuevo en su puerta, con unas escandalosas fotografías de Hart desnudo tomadas hace mucho tiempo. Intrigado por el desafío que brilla en sus ojos azules, y excitado por su encantadora y inquebrantable resolución, Hart se pregunta si su amor de juventud ha vuelto para arruinarle… o para salvarle.
....................................................................................................................................................

Duques guapos y con mala leche en el siglo XIX, uno de mis temas favoritos. Me quedé colgada de Hart Mackenzie con "La locura de lord Ian Mackenzie" y he tenido su libro a punto de leer durante mucho tiempo. Por fin he encontrado el momento y la sensación después de leerlo me recuerda un poco la que tuve con aquel: la forma de escribir de la autora me gusta, la idea de la que parte también, pero luego la forma de desarrollarla no me acaba de convencer.

Hart Mackenzie es otro héroe torturado con muchos defectos, pero también con un lado adorable. Defensor a ultranza de su familia, sufrió el maltrato de su padre, como sus hermanos, tiene un afán de poder desmesurado, en lo político y en lo personal,  y al parecer unos gustos sexuales peculiares. Eleanor fue su gran amor de juventud y por algún motivo que desconocemos al comenzar el libro ella le abandonó, pero él nunca la olvidó y cuando vuelven a verse después de mucho tiempo él está decidido a reconquistarla. Esto puede parecer un tanto precipitado si no tienes en cuenta que en libros anteriores Hart ya ha hablado de la posibilidad de volver a casarse y su familia ha especulado con la posibilidad de que volviera con Eleanor. Todo esto lo sabemos porque nos lo cuentan en este libro aunque no hayamos seguido la serie, así que no os preocupéis, podéis leerlo por separado, aunque es cierto que hay bastantes referencias al pasado de los Mackenzie.

El punto de partida me resultaba interesante. Una reconciliación entre dos personas de carácter fuerte y entre las que hay una química extraordinaria y un misterio que resolver: ¿quién manda las fotos comprometidas del duque y por qué? Pues bien, el desarrollo de la historia solo me ha convencido parcialmente.

Está claro que ambos siguen enamorados y más pronto que tarde vuelven a estar juntos; lo que no queda muy claro, al menos a mí no me resulta convincentemente explicado, es por qué Eleanor rompió su anterior compromiso; no quiero explicar mucho de lo que se nos cuenta, pero digamos que no le gustaba la forma en que él trataba a las mujeres; de acuerdo, pero no parece que eso haya cambiado gran cosa en el momento de su reencuentro y de repente está otra vez colada por él. Y la forma en que se nos cuenta el pasado también parece un poco forzada: una carta que no se destruyó en su momento, unos flashbacks aquí y allá... Bien contados, pero insertados en la trama de una forma que chirria un poco.

Y en cuanto al tema sexual, nos habían hablado tanto de las pretendidas perversiones del protagonista que cuando lo "vemos" en la cama decimos, "¿pero tanto lío para esto?". Vamos, que las escenas de sexo están muy bien contadas y resultan más o menos oportunas en la trama, pero no veo yo que nos cuenten nada extraordinario del protagonista, salvo que comprobamos que Hart es tan controlador en la cama como fuera de ella  Es un amante experto, pero nada de lo que haya que avergonzarse, creo yo (por otra parte, mejor, que le hemos cogido cariño al personaje y no estaría bien que ahora resultase un sujeto peligroso para las mujeres). Vaya, que la autora nos había tenido en vilo para nada: mucho ruido y pocas nueces.

Ahora bien, lo peor para mí ha sido el final, la actitud y decisión de Hart no me cuadra en absoluto y no me parece nada acorde con su carácter ni en absoluto convincente. No quiero contar más porque no me gustan los spoilers, pero señora Ashley, ¿pretende que nos creamos eso? En fin, lo que hay que leer en algunas novelas... Hasta llegar a esa parte la novela me había parecido aceptable aunque le encontrara peros.

Como aportación interesante del libro es el escenario político que se describe, con el duque luchando por llegar a ser Primer Ministro, las intrigas para conseguir más votos y la deriva violenta del independentismo irlandés con los llamados "fenianos", eso sí, tocado todo muy superficialmente, lo que podemos perdonar pues estamos en una novela romántica, no en una histórica propiamente dicha; ahora bien, el episodio del atentado que sufre el duque y su resolución me parece de una ñoñez absurda hasta para una novela "ligera".

Así, que releyendo lo que he escrito me parece que me ha gustado incluso menos de lo que creía... Quizás se me ha ido la mano en lo negativo, pero esa es la sensación que me ha dejado el libro, aunque seguro que en otros blogs de romántica encontraréis a fans fervorosas encantadas con él. Ya me diréis vuestra opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Los ángeles de hielo", de Toni Hill

Editorial Grijalbo 2017 Sinopsis: Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en ...