27 de noviembre de 2016

"Tirando del anzuelo", de Kristan Higgins

Harlequín Ibérica
Edición: 2012
Título original: Catch of the day
Edición original: 2007
Traducción: Ana Peralta de Andrés

Sinopsis:

La suerte de Maggie Beaumont estaba a punto de cambiar. Hasta ese momento era conocida por sus fracasos sentimentales: su primer novio había roto con ella presentándose en el pueblo con su nueva novia. Y después se había enamorado de un maravilloso irlandés que resultó ser el padre Tim, el nuevo párroco de Gideon’s Cove.

Pero la salvación de su vida romántica había llegado encarnada en Malone, un atractivo, aunque hosco, pescador que, bajo un duro caparazón, escondía un corazón de oro. ¿Se convertiría esta captura en el alimento para toda una vida?
............................................................................................................................................

Libro entretenido sin más pretensiones; deja un buen sabor de boca y sus personajes son encantadores. Lo mejor del libro diría que es el sentido del humor de su protagonista. La historia está contada en primera persona y plagada de comentarios de la heroína sobre las situaciones que se suceden y sobre sí misma especialmente.  El humor autocrítico con que cuenta sus aventuras-desventuras la salva de la cursilería en que podría haber caído al ser en principio la típica historia de protagonista soltera en busca del amor en pueblecito entrañable donde todos la adoran.

Es una pena que el personaje masculino, a fuerza de ser hosco y callado, lo sea tanto que tan apenas sabemos nada de él, salvo que debió de tener una infancia atormentada y que debe de ser bastante bueno en la cama. Lo primero lo sabemos por lo que a Maggie le cuentan otros personajes, porque él no dice ni mu, lo segundo por lo que nos insinúa más que cuenta Maggie, porque el sexo está presente más bien en la parte de tensión sexual, pero cuando los protagonistas se ponen a ello... elipsis. En esto la novela resulta quizás demasiado blanca, un tanto "moñas"; si bien es cierto que el resto que te cuenta Maggie es tan entretenido y divertido, incluso en las partes más dramáticas, que también las hay, que no lo echas realmente de menos.

No había leído nada de Kristan Higgins y creo que le daré una oportunidad a alguno de sus libros; me parecen ideales para momentos de relax en los que necesitas algo ligero, entretenido y al mismo tiempo entrañable, que te toque el corazón. Soy más de novela histórica en lo que a romántica se refiere, pero no le hago ascos a otras épocas si el libro está bien escrito, y Kristan Higgins me parece una buena escritora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario